90-60-90… ¿medimos lo correcto?

Y como dice la canción del grupo Aterciopelados: 

 “90-60-90, suman 240… cifras que no hay que tener en cuenta”.

Desde que nacemos nos vemos en una constante competencia con el entorno: ¿cuánto midió?, ¿cuánto pesó? ¿De cuántas semanas nació? … y así, sucesivamente.

Mantenemos la orientación a asociar el éxito con la obtención de resultados medibles en nuestro trayecto de crecimiento académico y posteriormente, heredamos ese comportamiento para medir el desempeño empresarial.

¡Y por supuesto que es necesario medir! Bien sabemos que lo que no se mide, no se gestiona. El gran reto surge cuando comenzamos a exigir a nuestras organizaciones que deben innovar.

Cuando se trata de poner en marcha iniciativas de innovación, los métodos tradicionales de medición son insuficientes. Esto se debe a  que pueden castigar los resultados a corto plazo de una idea que pudo haber tenido un excelente potencial de crecimiento, solo porque nos quedamos esperando el dichoso ROI.

Al momento de embarcarnos en iniciativas de creación de nuevos roles en la empresa, generación de nuevos productos y servicios, nuevas estrategias para llegar a nuestro mercado target de prospectos, alianzas estratégicas que nos permitan desarrollar nuevos modelos de negocios y demás proyectos, es necesario que asignemos métricas y KPIs acordes a cada etapa; esto con el fin de dar la tranquilidad y visibilidad a la directiva de la empresa o emprendimiento de que dicha iniciativa tiene fundamentos concretos que nos impulsan a seguir invirtiendo tiempo y recursos.

La estrategia más acertada en este caso es medir aquellos indicadores que nos den un argumento de que realmente estamos avanzando en la vía adecuada para obtener ese gran objetivo final. Y si me estoy equivocando, si notamos que nos estamos alejando de los resultados esperados, poder tomar correctivos rápido, eficientemente y que le cuesten las menores pérdidas a la empresa.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Este es el tipo de estrategias que proponemos en las consultorías de innovación de ToSellMore: donde buscamos entregar resultados concretos y sobre todo, que aporten un aprendizaje validado al cliente sobre las tendencias de innovación que le ayudarán a posicionar propuesta de valor real para sus propios clientes.

¿Nos acompañas?

#Disrupt2SellMore

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin