La venta en línea. Modo – «¡No me bloquees!»

Para darle un toque práctico a un proceso que puede llegar a generar serias confusiones en los equipos de trabajo y sus niveles de liderazgo, te traigo un listado con 10 tips  para dar una estructura al proceso de tus ventas en línea.

Es importante recalcar el por qué del nombre del artículo: lo que menos quiere una organización de ventas es lograr la repulsión de sus consumidores debido a su “ímpetu” o insistencia. Necesitamos desarrollar métodos que al contrario, hagan que nuestro cliente desee saber más de nuestra solución o producto y que nunca sienta de nosotros una falta de delicadeza o que pretendemos invadir su espacio. Esto es lo más importante y lo que debemos cuestionarnos constantemente para encontrar ese balance perfecto.
 
Aquí tienes los 10 tips: 

1) Crea una estrategia SEO: esta nueva Era digital supone que en la red encontramos de todo. Y cuando digo de todo, es de todo. Podemos perdernos en un navegador donde se nos propone una cantidad increíble de temas y datos, por lo tanto, no podemos pretender que de forma aleatoria o por casualidad, nuestro perfil de cliente ideal “se consiga” nuestro website o información sobre nuestro producto y promociones. Es clave que nos enfoquemos en diseñar una estrategia que permita asegurar que precisamente ese cliente ideal que está buscando info puntual en ciertas fuentes, en cierto horario, con ciertas palabras clave, nos encuentre a nosotros como primera opción.

2) Selecciona la plataforma adecuada: cuando hablamos de plataforma para venta en línea, es común que el primera idea en seducirnos sea el e-commerce. Sin embargo, podemos aprovechar otras herramientas inicialmente que nos pueden asegurar que nuestra propuesta es viable, tiene llegada con nuestros clientes ideales y no representa una inversión fuerte en esta etapa. Podemos diseñar una estructura que nos permita sondear necesidades y promocionar soluciones sin ser intrusivos via WhatsApp, crear las primeras versiones de nuestro marketplace vía Facebook, promocionar visualmente nuestro catálogo de productos y servicios vía Instagram, incluso mediante la creación y desarrollo de contenido de valor en Linkedin, podemos probar que nuestra propuesta tiene cabida para el mercado, sin generar un esfuerzo mayor en gastos.

3) Reduce la fricción del cliente, ¡crea una buena experiencia! Si pretendemos que nuestro cliente pueda tomar la decisión de compra solo con medios digitales, debo asegurar que mi plataforma (por ejemplo, el website) le proporciona toda la info que necesita para poder sentirse cómodo y seguro al tomar la decisión: debe contar con datos que le den confianza sobre nuestra propuesta, que le generen credibilidad, fotos demostrativas, videos que indiquen el proceso de consumo, testimonios de clientes satisfechos con el uso de nuestra solución o producto, información detallada sobre los pagos, condiciones, métodos de pago al contado o con crédito, tema de impuestos, facturación, envío a domicilio, preguntas frecuentes, etc.

4) NO alejes a tus clientes: lo ideal es que toda la info para poder hacer la venta, se encuentren alojadas en la misma página web. En el momento en que un website muestra sus links de acceso a redes sociales como un botón grande y al inicio de la página, corremos el riesgo de que nuestro cliente de click antes de completar la transacción y al ingresar a su perfil de redes, se deje llevar más por las notificaciones propias  de su perfil y se olvide de la compra que tenía la intención de hacer. La recomendación es ubicar dichos links de acceso al final de la página. De igual manera con los botones de pago. Lo ideal, es que se encuentren embebidos en la misma página y que no le hagan salir del website actual al consumidor, ya que esto genera un porcentaje de deserción de compra que queremos evitar.

5) Invierte en tu página web: más allá de armar la estrategia infalible de venta de valor, necesitamos estar conscientes del consumo visual del ser humano al hacer una compra. Si pretendemos hacer que nuestro cliente introduzca con confianza los datos de su tarjeta de crédito en nuestro website, debemos proporcionar los elementos que le permitan generar esa credibilidad: ofrecer un banco de imágenes profesionales, buenos testimonios de clientes, un User Experience amigable e intuitivo, buenas descripciones de los productos y servicios en venta, y que todo este concepto de lo estético vaya de la mano con una consistente estrategia de seguridad de red y datos para que no se arriesgue la info confidencial de nuestros clientes.

6) ¡Respira y vive en digital! No es solo un tema de “que el cliente se acostumbre a lo digital”. Nosotros debemos acostumbrarnos a proveer toda la info necesaria para que nuestro cliente tenga todas las opciones, tendencias y argumentos para decidir su compra en digital y que podamos posicionarnos como pioneros en dicho ámbito: mantener un website actualizado y confiable, redes sociales con contenido de valor, un blog como repositorio de información, un podcast que fomente las relaciones reales de la marca, sus retos y perspectivas, un canal de Youtube, un marketplace y muchas otras opciones que podemos considerar.
7) Ubica claramente tu propuesta de valor: en sí para la venta tradicional, ya esto era un factor importante. Para la venta en digital, ¡esto es imprescindible! Necesitamos tener claridad y consistencia al comunicar qué nos diferencia, por qué somos distintos a la competencia y qué necesidad solventamos a nuestro cliente.
 
8)¡Pilas con los márgenes! Cuando estamos diseñando nuestras campañas  promocionales se nos hace viable ofrecer ciertos elementos gratuitos para llamar la atención del cliente. Por ejemplo: entrega a domicilio gratis. Resulta que al sumar costos, nos damos cuenta que entre los costos del packaging y el dichoso delivery gratis, terminamos con transacciones en negativo. Es importante siempre mantener el monitoreo de nuestros márgenes de rentabilidad en esta nueva modalidad para evitar sorpresas.
 
9) ¡No inventes la rueda! Ya está inventada. Mejórala, agrégale gadgets. Agrégale complementos. Utiliza marketplaces existentes, aprovecha tu WhatsApp, entrega personalmente a domicilio. Optimiza y prueba tu modelo y, luego, invierte en las plataformas tecnológicas correspondientes para potenciarlo.
 
10) La CLAVE está en tu cliente: no le pierdas de vista y conócele mejor que tu competencia. Recuerda que tu cliente es una persona que tiene problemas, obstáculos por resolver, deseos que conseguir y vive en una realidad propia, por lo tanto, cuando busca información, realmente está buscando soluciones a dichas situaciones, no ver y apreciar tus medallas post batallas y tus reconocimientos. Dale soluciones y comunícalas eficientemente. It’s all about them, not about us!!!

¿Crees que puedes empezar a implementar estos tips desde hoy mismo?
 
¿Nos faltó alguno?
 
¡Danos tu opinión!
 
Fuente: www.score.org
 
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin